Exposición 

Begoña Vega 
La luz, el color, el espacio
Premio Proyecto Expositivo a la producción 2020

Del 1 al 30 de Octubre 2021
Sala 1
 
Entrada libre y gratuita hasta completar el aforo 

La magia del color 

Unas palabras para los cuadros que cuelgan en esta sala y para la pintora Begoña Vega: sin duda, son “la voz a ti debida” de la artista como paisajista; estos paisajes, de tan sencillos, la obligan a la diferencia y como consecuencia a la maestría; la maestría en el manejo del color que plasma un trasfondo que muy bien define a la pintora.  Podemos afirmar que Begoña Vega encontró su propia voz personal con el color verde; lo trabaja con suma delicadeza cuando describe, con sus diferentes tonalidades, paisajes tan próximos que nos resultan indiferentes porque no sabemos mirar lo que tenemos delante de nuestros ojos. Son imágenes rescatadas de la Ruta del agua a su paso por Castrillón. 

En la descripción de los mismos, la pintora va creando espacio y distancia con las tonalidades del verde: el verdigris, el absenta, el esmeralda, el verde irlandés y el verde Scheeloe. Cada uno de ellos con su vida secreta y su tradición personal en la historia de la pintura; sirva de ejemplo el vestido verde de la esposa en el cuadro Retrato del matrimonio Arnolfini. Como el cuadro es más un símbolo matrimonial que un retrato, ese verde para unos es riqueza y para otros es símbolo de fertilidad. Pues bien, en los cuadros de Begoña lo que observamos es una gran delicadeza, finura y sensibilidad, un alma equilibrada y una idea fija: pintar es solo color y sin recursos auxiliares. Estas cualidades, como bien se supone,  definen una trayectoria marcada por una arraigada vocación pictórica que quiere ser con voluntad de seguir siendo. Y que ya encontró su propia voz, definida, personal y diferente. Si decimos que sus colores y sus figuras son geometría pura, también podemos afirmar que su alma es un conglomerado de líneas que le sirven para encerrar la belleza en las figuras que nos presenta acabadas con una perfección y limpieza de trazo que raya la obsesión. Y si con el tiempo en sus trabajos aparece la palabra compromiso, tendremos a una pintora de Pillarno que descuella por sí misma en el ámbito pictórico de Asturias. Sin prisa pero también sin pausa, como los buenos maestros de siempre.
José Fernández