La directora de Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, Rosina Gómez Baeza, abogó esta mañana por la potenciación de la cultura como un motor más de desarrollo económico ya que, dijo, además de su impacto en la formación y crecimiento de cualquier sociedad, la cultura es también una fuente de creación de riqueza. Gómez Baeza aseguró, durante la presentación de Rastros e Indicios, exposición con la que se inagurará el 28 de enero el Centro Cultural Valey, que un buen número de intelectuales están pidiendo en estos momentos de crisis que se mantenga el gasto público en cultura, pues, recalcó, puede contribuir a generar empleo y actividad económica.

“En estos últimos meses, los países miembros de la UE han abierto el debate sobre el papel de la cultura, en cumplimiento de los objetivos de la Estrategia de la Unión para 2020. El libro Verde de las Industria Creativas y Culturales, reconoce a este sector como uno de los factores esenciales para el crecimiento y desarrollo económico”.

Gómez Baeza justificaba de este modo la alianza estratégica suscrita entre la institución que preside y el Centro Cultural Valey, pues, añadió, “sólo un proceso de gestión generos en redes y alianzas, que permita el intercambio de experiencias y actividades con otros centros culturales ofrece garantía de éxito hoy y logrará mantener el interés y la lealtad de las audiencias y los públicos”.

La Alcaldesa de Castrillón, Ángela Vallina, reconoció por su parte el valor de la cultura tanto para el desarrollo de los pueblos, desde la perspectiva social como económico. Así, explicó la regidora, a pesar de los recortes derivados por la crisis, las cuentas municipales han prestado especial atención a Servicios Sociales y a Cultura. “Aunque hay recortes en el presupuesto general, tanto en gasto social como en el de cultura hemos hecho un sobre esfuerzo para mantener y aumentar el compromiso municipal”.

La exposición Rastros e Indicios será, auguró Gómez Baeza, el germen de un proyecto cómun de colaobración. “Esta colaboración tendrá nuevos capítulos en un futuro inmediato con la muestra en Piedrasblancas de otras exposiciones producidas por Laboral. Sin ir más lejos, estamos cerrando ya las fechas en que este nuevo espacio mostrará Dédalo España, del joven artista asturiano Adrián Cuervo, obra ganadora de la última edición del premio LABjoven_Experimenta que se mostrá a partir de abril en Gijón”.

Para la Alcaldesa, la exposición que abirirá el Valey da una idea de la voluntad de Castrillón de ofrecer una programación cultural de Calidad. “Queremos un centro que dé respuesta a las expectativas del concejo, pero con capacidad para buscarse un hueco dentro de la programación cultural de Asturias de calidad. Esta colaboración con la Labora, o el acuerdo suscrito con el Círculo de Bellas Artes de Madrid nos permitirá, sin duda, mejorar nuestra oferta y nuestra diversidad cultural”.

Rastros e Indicios trata de explorar el legado de la revolución industrial en España y, más específicamente en Asturias. Así lo explicó esta mañana el comisario de la exposición, Benjamin Weil, un expero que ha trabajado para The Whitney Musem of Armericam Art y desarrollado proyectos para el MoMA neoyorquino.

La elección del pasado industrial, señaló la alcaldesa, no ha sido una casualidad. “De hecho, en Castrión, desde que asumí la Acaldía la recuperación de nuestro patrimonio arquitectónico e industrial ha sido una prioridad, en la que estamos invirtiendo para convertir este legado en un activo de futuro. La Industria, la minería, nace unida al Valey, tanto por esta exposición como por el proponio nombre del centro, que hace referencia al nombre con el que se denominaba, hace más de cien años, al plano inclinado donde ya trabajaban los castrillonenses para la explotación del carbón de Arnao”.
La exposición incluye trabajos de Nicolás Combarro, Bárbara Fluxá, Victor Esther García y Ángel de la Rubia, cuyas obras exploran, a través de la fotografía, la escultura o las producciones audiovisuales el legado industrial.