Castrillón inició hoy la recta final para la puesta en marcha de su nuevo centro Cultural. La Alcaldesa, Ángela Vallina, acompañada por el concejal de Cultura, Iván Patiño, recepcionó esta mañana el edificio, cuyas obras se dan formalmente por concluidas y que ahora entra en fase de equipamiento.
En total, el Ayuntamiento invertirá en la apertura de estas instalaciones casi 8 millones de euros, correspondientes a los 6 millones de la obra civil y el resto al equipamiento escénico, audiovisual y mobiliario.

El Centro Cultural Valey dotará, por primera vez a Castrillón de un escenario preparado para todo tipo de espectáculos, con unas dimensiones que pueden compararse a las de la Laboral y que incluye foso para la orquesta. El aforo del auditorio supera las 400 personas y en el mismo edificio habrá varias salas de exposiciones, espacios polivalentes, áreas dedicadas a nuevas tecnologías y estará dotado de red wi fi.

La Alcaldesa de Castrillón se mostró muy satisfecha con el resultado final del proyecto que, dijo, permitirá colocar al concejo dentro del panorama cultural de Asturias. “En Castrillón existía un déficit de instalaciones culturales y de participación ciudadana histórico que ahora queda cubierto con esta obra, que nos permitirá traer espectáculos de calidad que, hasta ahora, era imposible por falta de un lugar adecuado. El Valey viene a completar la red de espacios de participación y cultura que se ha acometido en este mandato. Cuando asumí la Alcaldía no existía ninguna sala en la que desarrollar una charla o una exposición, teatro o música lírica, y teníamos que programar utilizando otros lugares como la Iglesia de Piedrasblancas o, incluso, una carpa. Hoy contamos con este centro que estoy segura de que será un referente en Asturias y de otros salones de actos con gran actividad, como el del nuevo Centro de Servicios Sociales o el de la Casa de Encuentro de la Mujer”.

Por su parte, Iván Patiño, resaltó que el Valey -nombre que hace referencia al plano donde se trabajaba en la mina de Arnao- pretende incorporarse al circuito cultural asturiano. “Creo que este centro, como el Niemeyer de Avilés o la Laboral de Gijón, son complementarios y que las sinergias entre todos ellos redundará en una mayor calidad de programación para Castrillón y para toda Asturias. En estos momentos ya tenemos firmado un convenio de colaboración con la Laboral, con la idea de aprovechar su programación cuando sea posible, y también con el Círculo de Bellas Artes de Madrid, pues creemos que puede ser un buen foro para lograr visibilidad en todo el país”.